Para sumarte a los Amigos, Seguidores y Alumnos que apoyan esta página en Facebook o suscribirte al Sitio, hacé click el botón Me Gusta.

Amanecer estrellado

De la serie instrumental "Músicas para hacerse la película".
Nació en 1988 de una improvisación de guitarra clásica
con una cajita de ritmos y un tecladito Poly 800.
El título, a mi juicio muy inspirador, lo aportó el Cantautor,
lo demás, es cosa de Músico.



Vivo




Enero 1998 - Letra y Música: Nelson Fistolera
Audio del CD Amo lo que ya fue

Vivo del insomnio de arar la canción
vivo con la vista cansada.
No vivo como dicen debiera vivir
y la vida igual me acompaña.

Vivo como dice el sol,
vivo de mi insolación,
vivo veinte horas como dice Dios,
cuatro como quiero yo.

Vivo de escaparle a la noticia ruin
la droga social del espanto.
Vivo la esperanza de verte reír,
vivo por secar ese llanto.

Vivo como dice el sol,
vivo de mi insolación,
vivo veinte horas como dice Dios,
cuatro como quiero yo.


Vivo por vivir... ¡simplemente por vivir!
Vivo por vivir... ¡simplemente por vivir!


Vivo de creer en la Resurrección
no en la Economía de Mercado.
Vivo con hormigas en el pantalón
cuando me recibe tu abrazo.

Vivo como dice el sol,
vivo de mi insolación,
vivo veinte horas como dice Dios,
cuatro como quiero yo.

Vivo por vivir... ¡simplemente por vivir!


Vivo por vivir...
¡simplemente por... Vivir!








Menú Porteño

Letra y Música: Nelson Fistolera
Marzo 2005


Dedicado a la porteñez ridícula y arístocrática 
que nos hace creer que somos el ombligo del mundo
mientras que... no se banca más.







Versión rockera del recital del 11 Diciembre de 2011.
Nelson Fistolera y Los Inadaptados de Siempre.
Lucas Canel: Batería.  Brian Dascanio: Bajo 
Charly Romero: Guitarra   Marcelo Zallio: Teclados




El cajero que cuenta millones
de los traficantes y los senadores,
me dijo en secreto: ¡No me banco más!
El chofer que transpira a granel
sale arando en el paso a nivel,
y dice caliente: ¡No me banco más!

La maestra del verde jardín
“El payaso Plin Plin se operó la nariz”
me dijo llorando: ¡No me banco más!
El pintor, el actor y la actriz,
todo el mundo vestido de gris,
y cantan a coro: ¡No me banco más!

¡Bienvenido a la ciudad,
de los infelices que no comen perdices
y las cicatrices!
¡Bienvenido a la ciudad,
Murga, Cumbia y Rocanrrol!


El peatón se cansó de esperar
a que cambie la luz para poder cruzar,
gritó en la avenida. ¡No me banco más!
La mujer que intentaba subir a las seis
en el tren de Liniers a Morón,
dijo trastornada: ¡No me banco más!

Los poetas plagiados
por un comercial de la televisión,
se suman al coro. ¡No me banco más!
Descubriendo la forma
perfecta y sublime de esconder a Dios:
el pueblo que canta: ¡No me banco más!

¡Bienvenido a la ciudad,
de los infelices que no comen perdices
y las cicatrices!
¡Bienvenido a la ciudad,
Murga, Cumbia y Rocanrrol!